Diferencia entre ropa pre-loved y vintage

Amamos mucho. A nuestros hijos, a nuestra pareja, a nuestra familia y amigos. Al perro, al compañero de trabajo y hasta a la vecina que nos guarda el correo en vacaciones.

El amor está en el aire y a veces, se deposita en objetos: también en lo ropa. Ese vestido de cuando fuiste a la fiesta cuando le conociste o el bolso de tus salidas de marcha cuando tenías 18 años.

Todo ese amor llena nuestro armario, aunque ya no te quede bien el vestido y ya no lleves ese bolso ni harta de vino. Seamos realistas.

Pues bien, en Be Bonico tenemos toda una área para ropa que ha sido amada: la ropa pre- loved. Ropa en perfecto uso, que ahora puede ir a tu armario y disfrutar de otra nueva vida.

El término no nos lo hemos inventado aquí, ¡aunque sea muy bonico! Circula en el mundo mundial desde hace unos años. Y poco a poco va ganando fuerza, porque la fabricación de ropa es una de los sectores más contaminantes del mundo y hay que hacer algo ¿no?.

Siempre ha existido la ropa de segunda mano, la que te intercambiabas con tu hermana o con tu amiga. La que ibas a comprar al rastro de Madrid. Y la verdad que si hablamos de ropa pre-loved hablamos mucho más de las historias que hay detrás de cada prenda. Y el trabajo y esfuerzo que lleva cada una de ellas.

Ojo, ¡que la ropa vintage es otra historia! En la tienda tenemos también algunas piezas únicas de los años entre 70 y 90. Vintage es toda aquella ropa que tiene entre 100 y 20 años (sí puede ser que, ¡¡el vestido de cuándo le conociste ya sea vintage!!) Todo lo del 2001 ya entra en esa categoría.

Al comprar ropa pre-loved y vintage ayudas al planeta: las prendas que menos contaminan son las que ya están fabricadas. Al permitir que otras personas disfruten y gocen de piezas previamente existentes, o incluso, que pasen de generación en generación, se disminuye la huella de carbono, se ahorra agua, y se evita una sobreexplotación de recursos naturales.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00