¡¡ME CASO!!

Qué ilusión cuando comienzas a planificar y organizar tu boda ¿verdad?

Una de las principales preocupaciones que tenemos a la hora de casarnos es el vestido de novia. 

(Imagen de Sonia Zález)
😀

Pateas una veintena de tiendas buscando. Miras tiendas online, haces caso a tu mejor amiga que te lleva a una tienda más… Si lo tienes  claro bien, pero sino puede ser una verdadera locura elegirlo.

¡Y por fin ves ese con el que siempre habías soñado!

Y después de la boda ¿qué harás con él? Se supone que solo te lo vas a poner una vez y con el dineral que te ha costado eso no es muy sostenible ¿no? Pero ¿y si puedes reciclarlo?

Te damos algunas sugerencias de lo que puedes hacer  con tu vestido :

  • Puedes cortarlo y hacerte un vestido de cocktail y lucir en alguna noche de verano. ¡O para salir a divertirte! O partirlo para transformar en dos partes y así poder combinarlo con otras prendas de tu armario.
  • Dónalo a alguna asociación o tienda que le puedan dar otra oportunidad.
  • Si lo donas por una buena causa, ayudarás a alguien necesitado.
  • Alquílalo o véndelo. Una buena opción para ti y para la otra persona. Si decides alquilar siempre lo tendrás y no te será tan difícil desprenderte de él y además obtendrás beneficios constantemente.  Pero si no quieres tenerlo guardado o verlo constantemente porque, la verdad, no tiene tanto valor sentimental para ti, tienes la opción de venderlo.
  • Transfórmalo para decorar alguna estancia de tu casa. Puedes forrar un biombo o enmarcarlo para algún lugar de tu casa donde te sientas especial.

¿Habias pensado que tu vestido de novia podía ser tan versátil después de haberlo usado en tu gran día? 

🤩

Compártelo si te ha gustado 😉

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00